Lección 1 de 0
En Progreso

1. Actitud: El mundo que ves está coloreado por tu actitud

Lección
Recursos

«¡La actitud es lo que marca la diferencia! La actitud no lo es todo, pero es algo que puede hacer una diferencia en tu vida».

– John C. Maxwell

REFLEXIONES

Instrucciones: Por turnos, lee con tus compañeros los siguientes párrafos. Conforme vayas leyendo, subraya las ideas que te llamen la atención.

Cuando piensas en la palabra «actitud», ¿qué te viene a la mente? Tal vez no puedas definir con facilidad qué es la actitud, pero puedes identificar una buena o mala actitud cuando la ves.

Tu actitud le da color a cada aspecto de tu vida. Es como el pincel de la mente. Puede pintar todo en colores vivos y brillantes, y crear una obra maestra. O puede hacer que todo se vea oscuro y sombrío. Si analizas las vidas de personas de cualquier profesión que han alcanzado un éxito duradero, descubrirás que casi siempre tienen una perspectiva positiva ante la vida.

Tener una actitud positiva es esencial. No solo determina tu nivel de satisfacción como persona, sino que tiene también un impacto en la manera en que los demás interactúan contigo.

Para aprender más sobre lo que significa ser positivo, reflexiona sobre los siguientes puntos:

Tu actitud es algo que tú escoges. Las personas comunes esperan que alguien venga a motivarlas. Se ven tentadas a creer que su forma de pensar y de sentir depende de sus circunstancias. En realidad, la actitud siempre es una elección. De hecho, aunque no podamos controlar muchas de nuestras circunstancias, siempre podremos controlar nuestras actitudes. Elegir una actitud positiva hace que cualquier circunstancia se vea mejor. Cuando escoges tu actitud, estás tomando el control de un aspecto importante de tu vida, en vez de simplemente dejar que la vida te controle.

Tu actitud afecta tu perspectiva. Cuando decides enfocarte en los aspectos positivos de tu entorno, tiendes a ver más cosas positivas. Escoger una actitud positiva respecto a tu situación actual te permite tener una visión positiva de las circunstancias futuras. La actitud que tienes en este momento le da color a tu perspectiva, tanto del presente como del futuro.

Tu actitud precede a tus acciones. Las acciones siempre son una expresión externa de tus sentimientos. Lo que sientas acerca de una situación o circunstancia determinada afectará la forma en que reacciones ante ella. Cuando cambias tus sentimientos, cambias la forma en que actúas. Al decidir tener una actitud positiva, haces que sea más fácil para ti optar por acciones positivas, y con frecuencia esto produce resultados positivos.

Tu actitud refuerza tus relaciones. Tu actitud hacia las personas influencia tu relación con ellas. Si empiezas a tener una actitud negativa hacia una persona, tenderás a enfocarte en todas sus cualidades negativas. Una actitud positiva hacia alguien hace que te enfoques en sus cualidades positivas. Al decidir tener una imagen positiva, tu conducta hacia esa persona se vuelve positiva y normalmente ella responderá de la misma manera.

Tu actitud afecta los resultados que obtienes. En su libro Actitud de vencedor, John C. Maxwell afirma: «La actitud que tengamos al comenzar una tarea afectará su resultado más que ninguna otra cosa». Ya sea que decidas estar alegre por llevar a cabo una tarea, o decidas tener confianza en tu capacidad para realizarla, una actitud positiva te faculta para hacer el mejor trabajo posible. Hace que la interacción del equipo sea más fácil. También, con mucha frecuencia hace que obtengas los resultados que deseas. Esperar lo mejor normalmente tiene como resultado lo mejor. Pensar positivamente desde el comienzo es esencial para tener éxito.

BENEFICIOS

Cuando adquieres una actitud positiva, experimentas los siguientes beneficios:

  1. Estás satisfecho y disfrutas más la vida.
  2. Inspiras a otros a alcanzar más juntos.
  3. Atraes a las personas que poseen las mismas cualidades.
  4. Ves las oportunidades que ofrece cada situación.
  5. Generalmente muestras gratitud hacia los demás.
  6. Perseveras hasta que triunfas.

PASOS A SEGUIR

1. Habla contigo mismo. La persona que es más importante que escuches, eres tú mismo. Lo que te digas a ti mismo
acerca de tu situación, puede ser el ancla que te impida avanzar o la vela que te impulse hacia adelante. Escoge tener pensamientos positivos. Cuando surjan pensamientos negativos, responde con positividad. Debes decirte a ti mismo algo positivo como respuesta. No permitas que las voces negativas en tu mente te influencien a ver las cosas de manera negativa. Encuentra inmediatamente el lado positivo de la situación antes de proseguir. Recuerda que puedes escoger lo que piensas.

2. Escoge relaciones positivas en lugar de negativas. Piensa en las personas con las que pasas mucho tiempo. ¿Su actitud es principalmente positiva o negativa? La actitud es algo contagioso. Por lo tanto, debes pasar el mayor tiempo posible con personas que escojan pensar positivamente. Su disposición para ver el lado bueno de una situación te animará a hacer lo mismo. Si tus circunstancias no te permiten evitar del todo a la gente negativa, busca personas positivas y pasa tiempo con ellas para contrarrestar las influencias negativas que pueda haber en tu vida.

3. Alimenta tu fe y mata de hambre a tus miedos. Escoger una actitud positiva es desafiante al principio. Es especialmente difícil si no has estado alimentando tu mente con cosas positivas. Si estás falto de ideas positivas, entonces necesitas comenzar a alimentarte con una dieta regular de materiales de motivación. Lee libros que fomenten una actitud positiva. Escucha mensajes alentadores. Mientras más negativo seas, más tiempo te tomará transformar tu actitud. Sin embargo, si te alimentas con una dieta regular de la «comida» mental adecuada, te puedes convertir en alguien que piense positivamente.

REFLEXIONA Y RESPONDE

Escoge alguna idea que hayas subrayado que sea importante para ti. Toma un minuto para decirles a todos lo que escogiste y por qué es importante para ti.

Antes de Marcar Completada tu lección debes responder las siguientes preguntas en tu libreta, también puedes descargar e imprimir el formato siguiente.